EN ES

La personificación de los colores


Personificar los colores es un ejemplo de la personificación de series o secuencias de conceptos. Es un tipo infrecuente, pero hay personas que asocian cada color con características humanas tales como género, personalidad, aspecto físico, sentimientos y relaciones de amistad, románticas o de familia. Estas asociaciones se han creado en la infancia, son estables y tienden a no variar nada en toda la vida.

Aquí hay algunas descripciones hechas por personas con este tipo de sinestesia:


“Los colores tienen género y relaciones de familia. El rojo y el azul están casados, el rojo es una chica y el azul un chico. El morado es el hijo de ellos. El verde y el naranja son pareja, pero se pelean mucho, y no están casados. Y juro por lo que más quiero que ha sido así desde que tengo memoria.”

(Fuente: una conversación en la página de facebook Synesthesia, 20/09/2020. Original en inglés).


"Asigno género y personalidad a algunas letras y números y colores. El rojo es una chica, un poco marimacho, muy directa y abierta. (…) El azul es un chico. (…) Todos los colores más corrientes tienen un género asignado, y algunos de ellos personalidad."

(Fuente: un comentario en este blog. 2012. Original en inglés.)


Si percibes que los colores tienen género pero no personalidad, quizás te interese leer esta página: El género como concurrente sinestésico.

 

Ir a la página sobre la personificación en general y la ordinal-lingüística 

Ir a las páginas sobre la personificación de:

Letras

Números

Secuencias de sonidos musicales

Días y meses

Secuencias de objetos


Última actualización de esta página: 24 feb 2021

No hay comentarios:

Publicar un comentario