EN ES

La sinestesia persona-color


Este tipo de sinestesia consiste en la asociación involuntaria de uno o más colores con las personas conocidas. Puede ser una percepción de color sin más, o los colores pueden tener textura, forma, tridimensionalidad, ubicación espacial e incluso ritmo o movimiento. El fotismo asociado normalmente se hace aparente algún tiempo después de conocer a la persona, o sea después de horas, días o de varios encuentros con ella, lo suficiente para formar una idea segura de quién y cómo es esa persona y cuál es su relación con ella, y una vez asignado el color se mantiene constante y no cambia 
excepto en casos excepcionales, que se detallan a continuación.


(Hay otro tipo de sinestesia donde se asocian colores con personas, pero en este caso se trata de personas desconocidas y ocurre en el momento de verlas por primera vez. En este caso los colores se corresponden con el tipo de personalidad que se intuye que tienen. Para saber más sobre este tipo, ver la página sobre la sinestesia personalidad-color.)

 

En la sinestesia persona-color, los aspectos que determinan los fotismos asociados suelen ser uno o más de los siguientes: la personalidad, la forma de ser, la relación con esa persona, el aspecto físico, la voz, el color de pelo y ojos, la ropa que suele llevar, las habilidades y capacidades, y algunos aspectos intuitivos como por ejemplo sentir que esconde su verdadera personalidad. Básicamente el color se corresponde con la impresión general que deja esa persona después de conocerla. Para unos sinéstetas, el aspecto que hace la impresión más fuerte determina el color, mientras para otros se combinan varios de estos aspectos en un patrón o mezcla de diferentes colores.


Hay sinéstetas persona-color para los que todas las personas conocidas tienen un color/matiz/mezcla/patrón de colores diferente (o sea que tienen un "repertorio" de colores prácticamente infinito) mientras otros solo hacen uso de un número de tonos limitados. Aunque es más habitual percibir numerosos colores diferentes, me consta el caso de una chica que solo tiene dos: todas las personas que conoce son azules o amarillos (aquí). En el otro extremo de la escala estarían los sinéstetas que perciben mucho más que un simple color, con concurrentes más complejos que no solo involucran color (...y textura, forma, tridimensionalidad, ubicación espacial, ritmo, movimiento…) sino también una imagen figurativa. La última de las descripciones bajo estas líneas es de este tipo, y hay otro ejemplo en esta página en la sección sobre “Persona-imagen”.


En cuanto al “significado” de cada color, es diferente para cada sinésteta. Ya que los colores no se asignan ni se eligen para la persona en concreto sino que “aparecen” de forma involuntaria, el sinésteta no es consciente de qué significa cada color al menos que intente desentrañarlo. Para dar un ejemplo, “una persona morada” para un sinésteta en concreto puede ser alguien con tendencias depresivas, mientras para otros el morado podría ser el color de las personas con cualquier otra característica: intelectuales, tímidas, con mal genio, alegres, con el pelo liso, espirituales… También las diferentes texturas, los matices exactos de los colores, su forma, ubicación espacial y movimiento tienen significados diferentes para cada sinésteta. A veces es imposible saber o explicar con palabras el significado exacto de todos estos elementos: es simplemente algo intuitivo.


Es un tipo de sinestesia relativamente común, y aunque no hay estudios de prevalencia mi impresión personal es que lo puede tener alrededor de un 10% de la población sinestésica. Se podría considerar quizás como una de las sinestesias de secuencias coloreadas, aunque tiene características que lo hacen especialmente interesante.


Como ya he mencionado los colores provocados por este tipo de sinestesia son estables: una vez percibidos no suelen cambiar nunca, asociándose con la persona en cuestión ya para siempre. Solo cambian en dos supuestos: si por cualquier motivo se percibe un cambio muy significativo en la personalidad o forma de ser de esa persona, o si ocurre un cambio muy significativo (y normalmente repentino) en el tipo de relación que el sinésteta tiene con ella.


Este tipo de sinestesia, como otros, tiene las variantes proyectada y asociada: mientras unos sinéstetas perciben los fotismos en la mente o simplemente como una fuerte impresión, otros los ven físicamente. En este última caso se ven alrededor, delante o encima de la persona observada y se podría decir que es un caso de la “sinestesia de auras”. Ir a la página sobre la sinestesia de auras.


La sinestesia persona-color ocurre principalmente con las personas que conocemos en la vida real, aunque algunos sinéstetas también tienen colores para personas que les son familiares por otros medios, por ejemplo cuando tienen mucho trato con ellas por internet o si son personas que se ven regularmente en la televisión. Los políticos son un buen ejemplo, y también se ha hecho referencia a los youtubers.

 

Influencias de otros tipos de sinestesia

Este tipo de sinestesia no se debe confundir con el tipo en el que los nombres propios tienen un color o colores debido a las letras que los componen (grafema-color). En este caso el color no tiene que ver con la personalidad u otras impresiones recibidas, y las personas con el mismo nombre siempre tendrían el mismo color (todos los Eduardos serían verdes, por ejemplo). Cuando los dos tipos de sinestesia, persona-color y grafema-color, coinciden en el mismo sinésteta las cosas se ponen interesantes, ya que tiene dos sensaciones de color juntas. Puede ganar la asociación más fuerte, un color puede tener influencia en la otra y se mezclan, o el color del nombre puede ser uno de los colores de esa persona, si es que tiene varios.

Otro tipo de sinestesia que puede determinar o contribuir a los colores de alguien es la sinestesia voz-color: la persona puede asumir el color de su voz o este color puede formar parte de la paleta de colores si tiene varios.


Una curiosidad: muchos sinéstetas persona-color no son capaces de ver su propio color. Probablemente esto se debe a que no nos percibimos a nosotros mismos de la misma manera en que percibimos a los demás.


Aquí hay algunas descripciones hechas por personas con este tipo de sinestesia:


“Tengo varios tipos de sinestesia pero este es mi favorito. Es claramente asociativo. Tengo 36 años, así que he tenido mucho tiempo para pensar en ello y he encontrado hilos comunes con los diferentes colores. Yo soy azul, por ejemplo. Los azules tendemos a ser introvertidos, filosóficos, académicos, etc. y un poco depresivos de vez en cuando. Los rojos son intimidantes y en general no me gustan. Suelen ser agresivos, gritones, polémicos, etc., aunque no del todo malos, porque también son carismáticos y suelen ser atractivos, ocurrentes y ambiciosos. Los bebés no tienen aura (es así como yo lo llamo) pero todos mis hijos empezaron a desarrollarlos a los 2 ó 3 años más o menos. Raramente cambian, y hasta ahora las dos veces que ha pasado ha coincidido con cambios drásticos de personalidad debidos a un trastorno mental, o quizás a un cambio en la forma en que yo los percibía.

(…) Normalmente necesito conversar e interactuar con la persona varias veces antes de saber cuál es su aura. Los rojos son los más fáciles de identificar: a veces tardo solo minutos en saberlo.”

(Fuente: Este comentario en la plataforma de debate online Reddit/Sinestesia. 2018. Original en inglés.)

 

“Los colores más dominantes que siento para las personas son el verde/amarillo y el morado.

El verde/amarillo es para las personas que básicamente son diferentes a mí. Cuando era más pequeña la mejor manera que encontraba de describirlo era como la sensación de alguien que es de la misma promoción que tú en el colegio, pero que está con otro profesor.

El morado es para “mi gente”. No sé por qué, pero es para las personas que sé que son como yo y que podrían ser mis amigos.”

(Fuente: Esta entrada en la plataforma de debate online Reddit/Sinestesia. 2021. Original en inglés.)


“Llevo en la cabeza el retrato abstracto de muchas personas. Una de mis amigas es un retrato negro con una textura vidriosa curva en la parte central…y 4 rectángulos blancos abajo a la izquierda. Otra amiga es un verde claro borroso y un azul también borroso en la parte de abajo. La canguro que me cuidaba de pequeña era toda rectángulos, la mayoría blancos y negros y algunos de ellos gris.”

(Fuente: un comentario en el blog Colourful Language. 2010. Original en inglés.)

 

“Para mí todas las personas tienen color, y a veces textura o profundidad. Me ayuda a recordar a las personas. Sus nombres también tienen color para mí pero no suelen coincidir con el color de la persona. Y cuando por casualidad concuerdan… ¡es maravilloso!”

(Fuente: Este comentario en la plataforma de debate online Reddit/Sinestesia. 2018. Original en inglés.)

 

“Muchas veces me parece que los colores conocen a la persona mejor que yo. Por ejemplo, conozco a tres personas que son de color blanco. Unas semanas después de conocer a la tercera persona, me di cuenta de que todas ellas eran distantes para mí, que había algo que me hacía sentir que no podía acercarme a ellas o llegar a conocerlas.”

(Fuente: Dogstomp, en su página de cómics que dibuja para ilustrar su vida. 2017. Original en inglés.)



“Mi profesor favorito es azúcar eléctrico y es como el viento, si eso tiene sentido, es como aire fresco en todas partes.
Mis vecinos son ollas y cacerolas de goma.
Como persona, mi mejor amiga es como una vela de cemento azul marino en la oscuridad, aunque su nombre es rosa chicle.”

(Fuente: Este comentario en la plataforma de debate online Reddit/Sinestesia. 2021.)


Ir a la página sobre la sinestesia personalidad-color (tener concurrentes de color para personas desconocidas)

Ir a la página sobre la sinestesia de auras (sinestesia proyectiva personalidad-color)


Última actualización de esta página: 13 agosto 2021

No hay comentarios:

Publicar un comentario