EN ES

Nota musical-textura

Percibir un color en respuesta al sonido de cada nota musical es un tipo de sinestesia que se ha descrito muchas veces, pero parece que también hay un fenómeno menos común donde algunos sinéstetas distinguen el sonido de las diferentes notas musicales no por su color sino por la textura específica que perciben con cada una. Las sensaciones de textura, aparte de ser consistentes e involuntariamente e conscientemente percibidas, pueden ser muy idiosincráticas y difíciles de describir. Quizás en un futuro oigamos hablar más de este subtipo de sinestesia.


Los sinéstetas que hablan de estas asociaciones dicen que reciben la impresión muy fuerte de que una textura pasa por su mente o por su cuerpo, y que el sonido o nota en cuestión “es” esa textura: es una propiedad fundamental de la frecuencia musical.


Aquí hay unas descripciones hechas por personas que distinguen las diferentes tonos o notas musicales exclusivamente por su textura:


“Tengo oído absoluto, así que las notas son absolutas: rara vez las confundo. Pero lo que he notado es una conexión invariable entre ciertas notas específicas y ciertas texturas. (…) Por ejemplo:

La es como un plástico liso pero duro. Tiene algo de cortante pero no sé dónde exactamente, o sea que siento que debería tener los bordes irregulares en alguna parte pero no acierto a saber dónde, porque tiene tacto de plástico en general.

Si bemol y Mi bemol son como la pintura, espesos y lisos. Son las notas que tienen la textura más agradable. Difieren un poco entre ellas, aunque no mucho. Mi bemol me parece algo menos espeso que Si bemol.

La nota Si es un poco como la hoja de una tijera.

Do es muy difícil saber qué es. No consigo encontrar la correspondencia. Es una especie de mezcla entre Fa y Sol.

Re bemol es un poco como la cabeza de un tambor: tirante, pero receptivo.

Re es similar a Do, solo que más gastado.

Mi tiene poca sensación. Es como cuando te das golpecitos en la piel hasta no sentir nada, quizás.

Fa es cascajoso… como un camino de tierra cubierto de látex.

Fa sostenido se parece mucho a la madera después de un lijado basto.

Sol es… bueno, es profundo. Es muy difícil decir a qué se parece. En todo caso no es nada basto.

Sol sostenido tiene poca sensación, pero tiene la profundidad típica de Sol.”

(Fuente: Esta entrada en la plataforma de debate online Reddit/Sinestesia. 2013. Original en inglés.)


“Algunas de las texturas que experimento son casi indescriptibles y me ayudan a diferenciar sonidos similares (como las notas del piano), sobre todo si me resultan familiares, o si siento que son muy diferentes a los demás. A veces cuando escucho música tengo una respuesta táctil, pero también me crea la imagen mental de una cascada de seda sin fin (que siento en la mente pero también físicamente en los dedos).

Hay un rango de aproximadamente 2 octavos en la parte central del piano – la parte que más toco – donde puedo diferenciar cada nota individual casi perfectamente porque cada una suena de una forma única. No tengo oído absoluto, pero asocio cada nota con una textura ligeramente diferente y es así que las distingo. Por ejemplo, Mi debajo de Do medio suena fofo, y el Re que está debajo de ese Mi suena especiado.”

(Fuente: Una conversación con una amiga sinésteta de Reddit/Sinestesia. 2021. Original en inglés.)


También en el caso de la sinestesia tono-color (nota musical-color) los colores pueden ser texturizados. En este caso el sinésteta percibe las texturas como una propiedad fundamental del sonido, con color y textura formando una unidad perceptiva. El siguiente ejemplo, creado por Joshua Willis, es de mucho interés:

“Es como si la vibración a cada Hertz me evocara una textura particular,” dice Joshua, que percibe los colores texturizados de una forma sutil pero definida.


Ir a la página sobre la sinestesia sonido-textura






No hay comentarios:

Publicar un comentario