EN ES

La sinestesia léxico-gustativa

También se podría llamar palabra-sabor


La sinestesia léxico-gustativa es un tipo de sinestesia donde las palabras (oídas, habladas, leídas o simplemente pensadas) dan lugar a un concurrente de saborHay casos muy marcados en los que los sabores sinestésicos asaltan a la persona constantemente ya que muchísimas palabras los producen, pero también variedades más leves donde un número significativo pero limitado de palabras crean una percepción. En todo caso, cada palabra tiene su propio sabor, los sabores son consistentes y normalmente el sinésteta los ha percibido desde que se acuerda. El sabor sinestésico de las palabras suele ser una percepción verídica que se siente transitoriamente en la boca, o bien puede ser una asociación muy fuerte (incluso abrumadora), inmediata y automática.
 
La sinestesia léxico-gustativa es un tipo de sinestesia poco frecuente, aunque la prevalencia exacta todavía no se sabe. Sin embargo es un tipo relativamente conocido, en parte porque lo tiene James Wannerton, el Presidente de la UK Synaesthesia Associationquien ha participado en muchos estudios y ha dado numerosas entrevistas, con lo cual es fácil encontrar información sobre su caso (ver la lista de enlaces más abajo).

En cuanto a la prevalencia, una cifra de “menos del 0.2% de los sinéstetas” se cita muchas veces: en un importante estudio realizado por Julia Simner et al. en 2005 sobre una muestra de 500 miembros de la población general no se encontró ningún caso, y Sean Day informa que el 0.35% de los 1.143 sinéstetas entrevistados refirieron tener este tipo. Hasta ahora no hay ningún método estandarizado para determinar si alguien tiene este tipo de sinestesia, y puede que en un futuro se descubra que el porcentaje es más alto. Un estudio reciente, The MULTISENSE Test of Lexical-GustatorySynaesthesia: An automated online diagnostic (Ipser, Ward y Simner, 2019), aborda el problema y propone un sistema muy útil para diagnosticarlo.
 
Las combinaciones palabra-sabor son idiosincráticas, variando mucho entre personas. El fenómeno remite a la infancia de la persona en cuestión, ya que parece ser que es en la primera infancia cuando se forman la mayoría de las conexiones palabra-sabor o incluso todas ellas: en el caso de James Wannerton, por ejemplo, todos los sabores sinestésicos son de comidas de su infancia y ninguna palabra le provoca un sabor que solo haya conocido de adulto. Se pueden observar algunas conexiones “lógicas” entre la palabra inductor y el sabor concurrente: en el caso de Lola, a quien se nos presenta en el vídeo "El sabor de la palabra dulce", justamente las palabras más dulces son educar, educación y educador, remitiendo quizás a una anterior asociación con la idea de "edulcorar".

Las familias de palabras suelen tener sabores parecidos, lo que quiere decir que muchas veces el lexema o raíz es la parte de la palabra que tiene el sabor, pero también puede haber casos en que son letras individuales que determinan a qué sabe una palabra. Por lo tanto podríamos hablar de los términos lexema-sabor, grafema-sabor y fonema-sabor como parte del fenómeno léxico-gustativo. 
 
Y ¿a qué saben las palabras exactamente? Pueden ser sabores naturales o sintéticos de cualquier tipo, o pueden no corresponder con ningún sabor que exista en la realidad, con lo cual son dificiles de describir. Pueden ser sabores de objetos o sustancias no comestibles como el metal o la cera. Pueden ser más fuertes o más leves, agradables o desagradables. Pueden tener texturas. También pueden ser mezclas de dos sabores incongruentes (en el caso de palabras compuestas, por ejemplo).
 
Aunque este tipo de sinestesia suele ser básicamente placentero y no muy invasivo en el día a día, en los casos más acentuados puede llegar a ser molesto, ya que ciertas palabras tienen un sabor desagradable, forzando a la persona a intentar evitar oírlas y usarlas. O bien son deliciosas y hacen que tenga hambre. Sin embargo, estas personas suelen decir que su sinestesia no les confunde mientras están comiendo, ya que los sabores de la comida real se sobreponen a los sinestésicos.
 
Para algunos sinestésicos léxico-gustativos no solo las palabras les provocan percepciones sino también los sonidos generales o los de los animales: “Si mi perro ladra, noto el sabor y la textura de la crema pastelera”, dice James Wannerton, por ejemplo.
 
Aquí hay algunas descripciones hechas por personas con este tipo de sinestesia:
  
“Experimento un flujo constante de sabores. Es como si cayeran constantemente de un cuentagotas sobre la lengua, un sabor y otro y otro, con diferentes concentraciones e intensidades y cada uno sobrepuesto al anterior.”

(James Wannerton, aquí. 2017. Original en inglés)


"La palabra predicar es el sabor del chocolate, pero cuando es recién mordido: trocitos que te van golpeando la lengua.

Susan sabe a ámbar. ¡Susana no!

Con plátano… cubierto, mandar, mandato, Mandy me saben a plátano.

Mandy es el diminutivo del nombre de mi hija, Amanda. Amanda no sabe a plátano. Amanda sabe a jamón. ¡Sabe a jamón ibérico!"

(Lola Martín, en el vídeo “El sabor de la palabra dulce” de Luis Tarrafeta. 2010) 

 

"Me viene a la boca un sabor salado insoportable cuando oigo/leo/digo las palabras feet, feature y fault. ¡ES ASQUEROSO!"

"¡Qué interesante! Para mí, Fault: los cereales Krispies, pero un poco aguados, Feature: batido de chocolate, cuando lo bebes con una pajita, Feet: insípido."

(Fuente: Estos comentarios en la plataforma de debate online Reddit/Sinestesia. 2018. Original en inglés.)

 

Enlaces:

Uno de mis vídeos favoritos es este, El sabor de la palabra dulce de Luis Tarrafeta, donde Lola Martín, una sevillana con sinestesia léxico-gustativa, habla de sus sabores y hasta prepara frases compuestas de palabras con sabores diferentes para que las coman sus invitados.

  El sabor de la palabra dulce (primera parte)

  El sabor de la palabra dulce (segunda parte)

 

Sinestesia: mezclando sentidos”: Documental de la BBC sobre la sinestesia (versión en español), que explora el mundo léxico-gustativo de James Wannerton y más casos de personas con sinestesia.

 

Un artículo en español sobre la sinestesia léxico-gustativa de James Wannerton

Aquí hay un ejemplo de su serie de representaciones de líneas de metro: “Así sabe el metro de Toronto”. Más información aquí (en español) y aquí (en inglés).

 

Tipos de sinestesia relacionados:

 

La sinestesia léxico-olfativa (palabra-olor)

 

La sinestesia auditivo-gustativa (sonido/musica-sabor)

 

La sinestesia voz-sabor


Última actualización de esta página: 15 julio 2021

No hay comentarios:

Publicar un comentario