EN ES

La sinestesia grafema-temperatura

En este tipo de sinestesia, los números y las letras (o en algunos casos los fonemas, los lexemas o las palabras enteras) se perciben como calientes o fríos. Puede tomar la forma de una “sinestesia de la dualidad”, donde letras, números y otros conceptos se encuadran en uno de dos grupos: pares o impares, masculinos o femeninos…. o bien puede haber una escala, en la que van de más calientes a más fríos. Probablemente la temperatura se percibe como una mera asociación en la mente del sinésteta, y rara vez o nunca como una sensación real de temperatura con manifestaciones físicas como tiritar de frío o sudar de calor.



A veces en el caso de sinéstetas con grafema-color la temperatura tiene que ver con el color sinestésico de las letras o los números. Así por ejemplo, una letra roja sería caliente mientras una letra azul se percibiría como fría. Incluso si la persona tiene personificación ordinal lingüística y confiere diferentes personalidades a sus letras y números, una temperatura más alta puede corresponder a una personalidad más cálida y una temperatura fría a un grafema que es frío también en sus relaciones personales.

 

Aquí hay algunas descripciones hechas por personas con este tipo de sinestesia:


Números:

“Pienso en los números par como fríos y los números impares como calientes.”

(Fuente: Esta entrada en la plataforma de debate online Reddit/Sinestesia. 2020. Original en inglés.)

(Para otras personas con este tipo de sinestesia, puede ser al contrario: los pares calientes y los impares fríos).


“De frío a caliente: 5 - 7 - 1 - 0 - 3 - 2 - 4 - 8 - 6 - 9.”

(Fuente: Esta entrada en la plataforma de debate online Reddit/Sinestesia. 2020. Original en inglés.)

(Aquí cada dígito tiene una temperatura diferente. Aunque no es el caso para esta persona en concreto, otros sinéstetas están de acuerdo en que el dígito 0 no tiene temperatura.)


Letras:

“La O es un color frío, como el azul profundo del fondo del océano. (…) La E tiende a ser un color caliente, como un amarillo sucio (un rotulador fluorescente estropeado por otro color). (…)

Cuando tenía ocho años más o menos, desarrollé un sistema para esta (pequeña) locura que tenía en la cabeza.

Las palabras que sonaban como la E o la A, o las letras que acababan en esos sonidos, eran casi siempre colores “calientes”. Las palabras que acababan en O, U o Y y las letras que acababan en esos sonidos eran siempre, siempre, pasara lo que pasara, colores “fríos”. (…)

Lo mismo con sus personalidades. Las letras calientes eran bocazas, o maternales, daban consuelo, eran brillantes. Las letras frías eran distantes, melancólicas, calladas, introspectivas.”

(Fuente: un relato autobiográfico escrito por Faithful, una chica con sinestesia. 2019. Original en inglés.)

 

Ir a la página sobre la sinestesia grafema-color


No hay comentarios:

Publicar un comentario